Todos hemos leído o escuchado en algún momento las palabras “Juego de Tronos”, y más aún después del esperadísimo estreno de su última temporada. La serie ha sabido mantener en vilo duramente dos años a sus millones de seguidores hasta su lanzamiento y la reacción por parte de sus fans es un fenómeno digno de analizar.

Los últimos capítulos emitidos han causado entusiasmo, sí, pero también gran cantidad de comentarios negativos que han defraudado, de momento, a muchos de sus fieles.

Las redes sociales han jugado un papel muy importante a la hora de mantener la atención del público, pero no han conseguido evitar el descontento de muchos. Cuando una marca como Juego de Tronos se convierte en una marca destacada para los consumidores, ésta genera grandes expectativas que deben ser cumplidas si se quiere seguir manteniendo la imagen y el puesto mejor serie.

Las estadísticas dicen que esta última temporada está siendo la más odiada por los espectadores debido a la gran expectativa que se tenía de ella y los resultados que finalmente se han podido ver a falta del capítulo final.

Expectativas de una marca

Juego de Tronos está dominando la actualidad en todas las redes sociales, pero no es la primera serie, ni será la última de las marcas que sus consumidores sienten que no han sabido estar a la altura.

En los últimos lanzamientos de Apple podemos encontrar algo similar ya que los consumidores no acabaron de enamorarse de sus dispositivos como lo hacían antes. Apple siempre ha sido ligada a innovación y sus últimos lanzamientos no estuvieron a la altura debido a que los modelos presentados eran similares a otros ya conocidos de la competencia.

Los consumidores esperan mucho de sus marcas favoritas, quieren que siempre les sorprendan, que les den cosas nuevas, diferentes, rompedoras y mantener ese nivel requiere mucho trabajo y esfuerzo. Llegar a este punto de fanatismo puede volverse en contra de las marcas ya que los consumidores se acuerdan más de un error que de cien aciertos.

¿Crees que el último capítulo logrará recuperar la confianza de los fans en Juego de Tronos?