Para las agencias tradicionales han aparecido nuevos competidores como las agencias especializadas o las consultoras que han empezado a entrar a donde antes sólo estaban las tradicionales y que no tenían nada que ver con su negocio.
El sector también está optando por un nuevo mercado, las agencias in-house, para conseguir mayor control y eliminar tiempos espera. Estas agencias actúan dentro de la empresa como un departamento más y asumen el trabajo que antes realizaban las agencias tradicionales externas.

En Ememedia contamos con un dossier de externalización para dotar a nuestros clientes con su propio departamento in-house y así aprovechar los beneficios de éste nuevo movimiento.

 

Ir más allá.

La principal ventaja competitiva de las agencias tradicionales siempre ha sido conseguir que el día a día de las empresas sea más sencillo asumiendo importantes cargas de trabajo y haciendo para que no tenga que preocuparse de ello. Finalmente se ha normalizado tanto esta ventaja que se ha convertido en un servicio básico para todos.

Las agencias tienen que ir más allá y diferenciarse del resto, aplicarse sus propios conocimientos ya que las empresas buscan creatividad.

Hay que tener el talento y los conocimientos necesarios para conseguir hacer más de lo que ya está normalizado.

 

Efectividad ante todo.

Las empresas buscan efectividad en las agencias y notar que su aporte sirve para el crecimiento y la mejora de resultados.
Lo malo de esto es que sólo un 16,2% notan que las agencias estén ayudando a su crecimiento ya que aprecian más el trabajo de compañías tecnológicas cuando se les pregunta.

Hay que hacer hincapié en la existencia del marketing digital y sus grandes beneficios para ligar ese pensamiento a los resultados obtenidos y garantizar la satisfacción de las empresas y sobre todo unir tradición con innovación.

En Ememedia apostamos por la creatividad, la frescura en nuestros proyectos y sobre todo por la confianza recíproca con nuestros clientes.