El móvil ha crecido notablemente en los últimos tiempos y se ha convertido en una de las claves de la industria del marketing y la publicidad. Cada vez es más importante el peso que las empresas deben dar a los smartphones en nuestra vida diaria y el papel que juega en nuestros hábitos.

 

Cada vez pasamos más tiempo mirando la pantalla de nuestros móviles:

El tiempo medio que pasamos mirando la pantalla de nuestros dispositivos móviles ha llegado a las 3 horas y los 14 minutos, el doble desde 2012 y todo apunta a que este crecimiento seguirá dándose en el futuro inmediato.

Los datos de acceso a la red dejan claro la predominancia de los smartphones. Prácticamente toda la población global tiene potencial acceso al 3G, sólo el 60% de los hogares puede acceder a la banda ancha y sólo la mitad tiene un ordenador.

 

Los consumidores se pasan íntegramente al móvil y se olvidan del ordenador:

Las previsiones apuntan a que en 2025 tres de cada cuatro internautas ya accederán a la red a través del móvil por lo que éste será el único punto de acceso a los contenidos y servicios online. Este crecimiento es debido por dos factores: Crecimiento de acceso en países emergentes con su correspondiente mercado y el despliegue del 5G a un mayor porcentaje de consumidores.

 

Mina de datos y crecimiento de la publicidad móvil:

Las empresas tenderán a migrar sus esfuerzos hacia una estrategia online enfocada en los smartphones. Se destinarán muchos más recursos al universo del móvil y se lo podrá sacar mucho más beneficio ya que los smartphones se convertirán en un objeto de valor como fuente de información y datos sobre quiénes son los consumidores y qué quiere.

Tal y como se viene viendo, el gran actor del juego será la publicidad programática.